viernes, 9 de noviembre de 2018

RITUAL HAMMAM EN TU BAÑO


Con nuestros productos puede convertir su cuarto de baño en un auténtico baño árabe Hammam. Si ha llegado hasta aquí es porque se ha interesado por alguno de los productos para Hammam que distribuimos. Disfrute de las sensaciones que ofrece tener una piel limpia de impurezas y de células muertas.

Estimule la regeneración de su epidermis y nutra las capas más profundas de su piel, con las propiedades regenerativas de los aceites vírgenes de oliva BIO, laurel y argán BIO de nuestros productos.


COMO PREPARAR UN VERDADERO HAMMAM EN CASA

Comienza duchándote con abundante agua que irás subiendo de temperatura progresivamente, hasta una temperatura que sea casi la más alta que puedas soportar sin sentirte incómodo.

El agua caliente y el vapor que se genera, provocarán que los poros de la piel se abran. El excesivo calor, también provoca que las células muertas y la suciedad dentro de los poros se ablanden.

Tras unos minutos aplicando agua muy caliente y con toda la piel muy mojada y caliente, cerramos el grifo y aplicamos con la mano, pequeñas cantidades de JABÓN NEGRO TRADICIONAL ÁRABE


Vamos masajeando la piel, haciendo penetrar el jabón en los poros. El jabón negro está especialmente formulado con pasta de aceitunas negras, aceite de oliva virgen de cultivo ecológico y aceite de bayas de laurel, ambos con propiedades adecuadas para "inchar" las células muertas y facilitar que podamos desprendernos de ellas, sin dañar la piel nueva, elástica, brillante y joven, que queda por debajo.

Tras aplicar el jabón negro árabe, volvemos a mojar toda nuestra piel con agua muy caliente, esto lo hacemos para retirar los restos de jabón que no han sido absorbidos por muestra epidermis. Cerramos de nuevo el grifo y....

LLEGA EL MOMENTO CRUCIAL!

Con un GUANTE KESSA O GUANTE NEGRO TRADICIONAL DEL HAMMAM ÁRABE  masajeamos con movimientos circulares y ascendentes toda la piel del cuerpo (salvo la cara). Veremos que aparecen "churrillos" de suciedad y piel muerta, que son precisamente los elementos que pretendíamos desprender de nuestra piel.

El siguiente paso es volver a abrir el grifo y eliminar todos los restos desprendidos de nuestra epidermis con abundante agua corriente, que primero aplicaremos agua muy caliente y progresivamente iremos bajando de temperatura, hasta terminar aplicando agua completamente fría.

El agua fría es imprescindible al final del baño hammam, por los siguientes motivos. El calor
provocado al aplicar agua caliente a dilatado los pequeños capilares sanguíneos que llegan hasta las células de la dermis y las células se han desprendido de sus impurezas por vía venosa. Al volver a contraer los pequeños capilares sanguíneos facilitamos el retorno venoso y la eliminación de impurezas por vía interna.

Por otro lado, al aplicar agua fría, volvemos a cerrar los poros de nuestra piel, con lo que conseguimos preservar por más tiempo la limpieza en profundidad que hemos conseguido.

Por último, podemos aplicar AGUA DE ROSAS CERTIFICADA ECOLÓGICA, para facilitar la contracción de los poros y aportar minerales a la piel nueva que acabamos de dejar al descubierto.

También se recomienda aplicar ACEITE VIRGEN DE ARGÁN CERTIFICADO ECOLÓGICO u otros aceites vírgenes y BIO, para acelerar que nuestro organismo regenere lo más pronto posible el manto hidrolipídico dermoprotector.

También una buena opción, sobre todo para las pieles más propensas a deshidratarse con facilidad, es la MANTECA CRUDA DE KARITÉ ECOLÓGICO

EN EL CUTIS.

En lugar de frotar la piel con el guante de exfoliación suave, frotaremos enérgicamente con la yema de los dedos o con una ESPONJA DE LUFA NATURAL que hayamos  hidratado antes poniéndola bajo un chorro de agua caliente al menos un minuto. El resto del proceso es identico a la exfoliación corporal.

La lufa para piel sensible que te recomendamos, la puedes ir cortando con un cuchillo en rodajas, para mejor utilización en el peeling facial con el jabón negro hammam.


El peeling facial podremos hacerlo cada 7 días, en lugar del corporal con guante kesa que será suficiente con una exfoliación cada 15 días.

El JABÓN NEGRO NAJEL es el tradicional de baño Hammam, pero también se puede hacer y ser efectivo con el resto de JABONES TRADICIONALES DE ALEPO.

 o de nuestros jabones  andalusíes de BARROS DEL MAR MUERTO o ARCILLA RHASOUL por su composición, son adecuados también para este ritual de baño.

PARA LOS PIES


La piel de los pies es especialmente gruesa y el guante kessa no ejerce sufiente fricción como para hacer que las cayosidades se desprendan y eliminar toda esa capa endurecida de piel muerta sobre todo en la planta y el talón.



Para ello en el ritual de exfoliación del baño árabe hammam se utiliza el disco cerámico MAKKA. 

Hay que frotar en círculos sobre la zona con cayosidad, sin necesidad de apretar, puesto que la piel está reblandecida tras el baño. La piel muerta del cayo irá desprendiéndose fácilmente.

Luego limpiaremos el MAKKA con abundante agua y un palillo para quitar los restos de piel muerta de sus endiduras.

Foto: Recipientes de cobre usados en el Hammam.

OTROS ARTÍCULOS RELACIONADOS CON LA HIGIENE DEPURATIVA (TERMA ANDALUSÍ):

PINCHA AQUÍ para acceder al artículo" los beneficios de frotar la piel"


PINCHA AQUÍ para acceder al artículo "El ritual hammam en tu baño"