lunes, 11 de noviembre de 2013

ACEITE DE RICINO BIO.

El aceite de ricino se extrae de las semillas de la planta del ricino silvestre (ricinus communis).  Popularmente, al ricino, también se le conoce como higuera del diablo, puesto que procesando el desecho que queda tras prensar el aceite, puede aislarse la ricina, que es un potente veneno.
El aceite virgen de primera presión en frio, se somete a un calentado nunca superior a 50 ºC que elimina los posibles restos de ricina, manteniendo inalterados el resto de principios activos.

Artículo: Elena Arjona, cosmetóloga de BioVegetalis.

Nuestro aceite de ricino está certificado de cultivo ecológico por el organismo normativo europeo DE-ÖKO-005.


EN EL CUIDADO CORPORAL.

Es uno de los aceites vegetales con mayor capacidad emoliente, esto es debido a la combinación de ácidos grasos fundamentales que lo componen. Es muy rico en ricinoleico, linoleico, esteárico y dihidroxiesteárico.

Estos principios activos aportan mucha suavidad y protección a la piel. Estas propiedades dermoprotectoras  ya eran conocidas desde hace miles de años. Los egipcios utilizaban aceite de ricino para proteger su piel del sol, alargar las pestañas y para tratar callos, pieles secas y asperas.

EL RICINO EN AL-ANDALUS.

Fue ya en nuestra península, durante el periodo andalusí, cuando se introdujo este aceite en las fórmulas de jabón. Con ello se consiguió un jabón más hidratante que dejaba la piel más suave y que además desinfectaba heridas, puesto que el aceite de ricino, tiene propiedades antimicrobianas.

También se utilizó con profusión, en tratamientos y masajes corporales y capilares aplicados en las termas (hammam) andalusíes.

DESINFECTANTE.

Son precisamente sus propiedades antimicrobianas, las que hacen de este aceite un ingrediente muy interesante para tratar enfermedades de la piel como la tiña, los hongos, los eccemas, las dermatitis, la psoriasis, las irritaciones y el acné. Su aplicación directa sobre la zona dañada aportará alivio casi inmediato.

HIDRATANTE.

El uso de este aceite está especialmente indicado para el cuidado y la recuperación de pieles secas o muy secas, que se deshidratan con facilidad y de tacto áspero. Con el uso continuado, mejora notablemente la suavidad y la hidratación de la epidermis. Así mismo, la piel adquiere un aspecto más terso y saludable.

Muy efectivo para ablandar durezas y evitar que estas aparezcan. Se aplica directamente sobre la zona a tratar, se deja actuar al menos 15 minutos y posteriormente se lava la zona con agua caliente.

ACEITE DE RICINO EN EL CONTORNO DE LOS OJOS.

El aceite de ricino virgen y BIO es muy efectivo para eliminar las ojeras hinchadas. Siendo constante en la aplicación, las bolsas moradas debajo de los ojos desaparecerán.

Lo ideal es aplicarlo sobre la zona a tratar antes de acostarnos y dejarlo actuar durante toda la noche. A la mañana siguiente, lavar la cara convenientemente.


EN EL CUIDADO DEL CABELLO.

Es muy efectivo también para tratar irritaciones, dermatitis, caspa seca, picores y otras alteraciones del cuero cabelludo relacionadas tanto con el exceso de seborrea, como por la sequedad y deshidratación del cuero cabelludo.

Sobre la fibra capilar, actúa aportando volumen y reparando y suavizando el cabello seco, áspero y quebradizo.

Aplicado en el cabello encrespado o con puntas abiertas, actúa reparando las fibras capilares, para ello hay que dejarlo actuar al menos durante 15 minutos antes de lavar el pelo de la manera habitual, siendo constante, en pocas aplicaciones se pueden observar los resultados y las puntas abiertas serán algo del pasado.


ANTI-CAIDA.

En fórmulas de champú o tratamientos anti-caída, combina a la perfección con el bhringaraj. Ambos ingredientes estimularán la generación de nuevos cabellos sanos y fuertes, evitando la perdida de cabello provocada por diferentes factores como por ejemplo; El uso de químicos agresivos (tintes, permanentes, geles industriales…) desequilibrios provocados por ansiedad y el estrés, sequedad, exceso de seborrea o falta de irrigación sanguínea en el cuero cabelludo.

ANTI-CASPA.

Por todo lo anteriormente expuesto, es muy efectivo en fórmulas de champú o tratamientos anti-caspa. Para este cometido, combinará a la perfección con polvo de tulsi y con polvo o aceite de neem

¿DÓNDE COMPRARLO?

Como veis, el aceite virgen de ricino ecológico, tiene muchos usos en cosmética natural. Es muy económico y tremendamente efectivo en el tratamiento de muchos desequilibrios habituales.
En nuestra tienda on-line, puedes adquirirlo certificado ecológico, desde 250 ml hasta los litros que necesites. Para acceder directamente al producto, pincha en el siguiente enlace:  ACEITE VIRGEN DE RICINO BIO
No olvides suscribirte, para recibir todas mis actualizaciones, en tu email.

Ingresa tu correo electrónico:

RECUERDA CONFIRMAR TU SUSCRIPCIÓN, HACIENDO CLIC EN EL ENLACE QUE RECIBIRÁS POR EMAIL

5 comentarios:

  1. Pensáis que puedo echar un poco de este aceite en el campu que tengo anticaida?? Qué cantidad sería recomendable poner?? Muchas gracias

    ResponderEliminar
  2. Hola Carolina,

    No se te va a unir bien ésta mezcla. Puedes aplicarte primero el aceite como una mascarilla, dejarlo actuar unos 10 minutos y luego lavarte el cabello con el champú, de forma habitual.

    Un saludo

    Elena

    ResponderEliminar
  3. Hola; quiero comprar aceite de ricino para uso interno de botella 1 litro, para no comprar cada vez que nececito 25ml (4euros!!!!) y gastar mucho dinero. Gracias, si alguien me ayude o puedo usar aceite BIO?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,

      Nuestro aceite está producido en origen para el sector cosmético, y a pesar de estar certificado ecológico, lo está por una certificadora privada de productos e ingredientes cosméticos,por lo que nuestro aceite no es para uso interno.

      Un saludo

      Elena Arjona

      Eliminar
  4. Hola, me gustaría saber si con su aceite de ricino podría tratar orzuelos en los párpados. Gracias.

    ResponderEliminar