lunes, 20 de octubre de 2014

PROPIEDADES COSMÉTICAS DE LA FLOR DE HIBISCO BIO.

El hibisco Sabdariffa, es una variedad vegetal originaria de India, pero su cultivo y su utilización en preparados médicos, estéticos y alimentarios, muy pronto se extendió por todo Oriente Medio y el Mediterráneo.

Con las flores de hibisco se elabora una infusión muy refrescante denominada karkadé que se consume mucho en Egipto y otros países de tradición musulmana.


Nuestras flores secas de hibisco están certificadas de cultivo ecológico, por el organismo oficial europeo AB-France. Por lo que están exentas de pesticidas y otros contaminantes agro-químicos habituales en la agricultura convencional.

Artículo: Elena Arjona. Cosmetóloga de BioVegetalis y gerente de ElaboraBio.

EL HIBISCO EN AL-ANDALUS.

En nuestra península, el uso del hibisco se popularizó durante la época de Al-Andalus dónde adornaba y perfumaba los jardines y las cocinas andalusíes.

El botánico sevillano Abul-Abbas-el-Nebate, referenciaba las propiedades medicinales del hibisco sabdariffa en alguna de sus obras, destacando sus propiedades depurativas, refrescantes, vasoconstrictoras y describiendo los usos que en Oriente Medio se hacía de los pétalos secos y molidos para hacer maquillajes y perfumes.

En la granada nazarí, se popularizó un té muy refrescante y que mitigaba la sed, elaborado con flores de hibisco secas, azúcar moreno, hierba buena fresca, canela y té verde, que pasó a la historia con el nombre de “té nazarí”.

PRINCIPIOS ACTIVOS.

Las flores secas de hibisco de cultivo ecológico, son muy ricas en ácidos de fruta alfa- hidroxi-ácidos (AHA) naturales, por tanto contienen cantidades significativas de ácido cítrico, malico y tartárico. También son ricas en antioxidantes, entre ellos los polifenoles y el ácido cítrico (vitamina C).  Así como mucílagos que aportarán suavidad y protegerán la piel de la deshidratación, antocianinas, pectinas y polisacáridos.

Las infusiones de flores de hibisco, tienen multitud de propiedades beneficiosas para el organismo, entre ellas, la regulación de la temperatura corporal y beneficios en las funciones renales y epáticas. Pero como siempre, en este blog, nos centraremos en sus propiedades dermo-cosméticas.
EN COSMÉTICA FACIAL.

Podemos añadir la infusión de las flores secas de hibisco certificado de cultivo ecológico en la fase acuosa de la elaboración de nuestras fórmulas faciales anti-envejecimiento. Aportarán al cosmético los alfa-hidroxi-ácidos (AHA) que estimularán la regeneración celular y con el uso continuado eliminarán manchas y arrugas.

IDEAL PARA FORMULAR COSMÉTICA FACIAL PARA PIELES SECAS Y MADURAS.

Es también importante destacar los beneficios que a la piel le aportará su alto contenido en mucílagos. Éstos contribuirán a evitar la deshidratación cutánea, además aportará hidratación  y  suavidad a la piel.

Las flores de hibisco BIO, son por tanto, ingrediente muy a tener en cuenta cuando pretendemos formular productos para cutis maduros, secos, muy secos, tendentes a la deshidratación y a la acumulación de células muertas que dan aspecto áspero y escamoso.
EXTRACTO DE HIBISCO BIO.

Con nuestro polvo de hibisco certificado de cultivo ecológico, podrás hacer tu propio extracto hidro-glicerinado y disponer en tus formulaciones cosméticas de los principios activos hidrosolubles, pero también todos los antioxidantes en forma de polifenoles que se extraerán con la glicerina vegetal certificada BIO.

Al utilizar en la elaboración de este extracto, polvo crudo de hibisco procedente de la agricultura ecológica, el extracto obtenido tendrá más cantidad de principios activos, de mejor calidad nutricional y además estará libre de restos de contaminantes  agro-químicos.

Para elaborar el extracto maceraremos 1 parte de hibisco BIO en polvo,  con 2 partes de agua de mineralización muy débil o bi-destilada y 3 parte de glicerina vegetal certificada BIO.

Dejaremos el preparado, al menos 20 días, en un lugar fresco, seco y alejado de la luz. Trascurrido este tiempo, con una pipeta pasteur desechable nueva, iremos extrayendo el hidro-glicerinado.

Con la pipeta evitamos al máximo que nuestro extracto contenga el polvo de hibisco que ha quedado precipitado en el fondo del envase.

Si no vamos a utilizarlo de inmediato en la formulación de cremas, deberemos estabilizarlo con conservante autorizado para cosmética eco-natural, Cosgard.

Recordarte también que puedes adquirir la glicerina vegetal certificada de cultivo ecológico, en el siguiente enlace: GLICERINA VEGETAL CERTIFICADA BIO.


EXFOLIANTE ANTI-MANCHAS Y REJUVENECEDOR.

También podemos usar las flores de hibisco en polvo directamente como elemento exfoliante en una pasta espesa con agua y efectuar peelings faciales muy efectivos para eliminar células muertas y regenerar la epidermis de la manera más natural.

EN MAQUILLAJE.

Las antocianinas, además de ser un efectivo anti-oxidante, también aportan a la flor su característico color y  por tanto el polvo de las flores de hibisco de cultivo ecológico, serán un ingrediente muy interesante para formular sombras de ojos, pintalabios y demás productos de cosmética decorativa.

¿DÓNDE COMPRARLA?

Las flores de hibisco certificadas de cultivo ecológico, puedes encontrarlas, tanto la flor seca, como la flor seca en polvo, pinchando en el siguiente enlace a nuestra tienda on-line de graneles ecológicos:

- FLORES SECAS DE HIBISCO CERTIFICADO DE CULTIVO ECOLÓGICO

- FLORES SECAS EN POLVO DE HIBISCO CERTIFICADO DE CULTIVO ECOLÓGICO.

No olvides suscribirte, para recibir todas mis actualizaciones, en tu email.

Ingresa tu correo electrónico:

RECUERDA CONFIRMAR TU SUSCRIPCIÓN, HACIENDO CLIC EN EL ENLACE QUE RECIBIRÁS POR EMAIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario